Reserva una visita guiada a la finca de Ternelles

LMXJVSD
1
Cerrada
2
Cerrada
34 5
Cerrada
67 8
Cerrada
9
Cerrada
1011 12
Cerrada
13
Cerrada
14 15
Cerrada
16
Cerrada
1718 19
Cerrada
20
Cerrada
21 22
Cerrada
23
Cerrada
24 25 26
Cerrada
2728 29
Disponible 15
30
Disponible 13

Indíque el número total de personas que asistirán

Instrucciones para solicitar autorización

El primer paso es realizar la reserva con la fecha y el número de personas que van a asistir desde esta misma página web.

El aforo máximo permitido de visitas es de 15 personas diarias. La edad mínima para participar en las visitas guiadas es de 16 años, la inscripción de menores se puede realizar si están acompañados por un adulto responsable. Se requiere un mínimo de 4 personas para realizar la visita.

Durante el mes de agosto NO se realizarán visitas debido a las elevadas temperaturas.

punto de encuentro

En el siguiente enlace pueden encontrar la ubicación GPS exacta del punto de encuentro (barrera de Ternelles): ¿Cómo llegar?

En caso de NO PODER ASISTIR se ruega ANULEN LA RESERVA.

No está permitido entrar con ningún tipo de vehículo, la excursión solo puede hacerse a pie.

Pueden encontrar un aparcamiento en las inmediaciones del Pont Romà, antes de iniciar el Camí de Ternelles. Desde el aparcamiento hasta el punto de inicio de la excursión hay 1,8 km (unos 20-25 minutos caminando). En el siguiente enlace pueden encontrar la ubicación GPS exacta del aparcamiento del Pont Romà¿Cómo llegar?

Otra opción es aparcar en el mismo camino de Ternelles, en un pequeño aparcamiento de tierra. Este aparcamiento se encuentra a unos 8-10 minutos del punto de inicio de la excursión.  Se debe tener en cuenta que el número de plazas en este aparcamiento es muy limitado y aparcar a lo largo del camino no es posible, dado que es muy estrecho.

NO ESTÁ PERMITIDO entrar con animales, ya que dentro de la finca hay animales sueltos.

Si tiene alguna duda o necesita más información, puede llamar a la guía de la excursión, Andrea Landeira, al número de teléfono 683 327 512

El horario para realizar LLAMADAS es de 08:30 – 15:00 de miércoles a domingo. Siempre se puede dejar un mensaje de texto o de WhatsApp al número en cuestión y se le contestará en cuanto sea posible.

Llegada desde Palma de Mallorca

  1. Debemos tomar la Autovía Ma-13 Palma-Alcudia.

  2. Tomaremos la Salida 40 (Sa Pobla; Crestatx; Pollença; Muro)

  3. En la rotonda, se debe tomar la tercera salida “Pollença; Crestatx”.

  4. Seguiremos la carretera de Pollença (Ma-2200) DIRECCIÓN POLLENÇA durante unos 10km.

  5. En la rotonda de Pollença, en la que podremos ver un gran gallo de hierro, tomaremos la tercera salida “Port de Pollença; Deixalleria” por la carretera Ma-2200.

  6. Seguiremos recto en la carretera de Pollença (Ma-2200) DIRECCIÓN PORT DE POLLENÇA hasta llegar a la próxima rotonda.

  7. En esta rotonda, en la que podremos ver dos negocios “Teixits Vicens” y “La Brasería”, debemos tomar la segunda salida dirección “Sóller; Lluc” a través de la Ma-10. Pero inmediatamente debemos ubicarnos en el carril derecho, que nos permite continuar recto.

  8. Si seguimos recto en la carretera Ma-10, a menos de 1km de distancia a mano derecha, se encuentra el Camí de Ternelles, y a mano izquierda queda el aparcamiento del Pont Romà.

Historia reciente

En el año 1511 la finca de Ternelles era propiedad de Francesc Desbrull. Más tarde, en el año 1662, la propiedad era compartida con Frances Trullols i Font de Roqueta, caballero de la orden de Calatrava. En 1771 pasó a manos de Isabel Sureda Fortuny y ya contaba con algunas construcciones, como por ejemplo la noria. En 1863 la finca pertenecía a los herederos de Maria Villalonga, ya con un total de 1.526 hectáreas. Finalmente, en 1968, fue adquirida por Leonor March Juan, perteneciendo todavía a día de hoy a la familia (1).

En la actualidad de la finca de Ternelles se saca el pino que se utilizará para la festividad del “Pi de Sant Antoni” de Pollensa.

La excursión de Ternelles


Desnivel acumulado (Fuente:wikiloc.com)

Excursión de baja dificultad a lo largo de un recorrido de unos 12 km lineales, los cuales discurren en su mayor parte por una pista de tierra batida, a través de un precioso paraje natural muy bien conservado.

Los primeros 6 km llevan hasta el mirador de la Cala Castell, donde se hace una parada antes de retornar por el mismo camino, haciendo otros 6 km de vuelta.

Dado que se trata de un área sensible y con zonas de exclusión por nidificación de buitre negro, la excursión se realiza mediante una guía de la FVSM (Fundación Vida Silvestre Mediterránea) que, además de acompañar a los senderistas, les informa de los distintos elementos culturales y biológicos. Además, les facilitará unos prismáticos para la observación ornitológica.

A continuación, describiremos algunos de los elementos de interés:

  1. Al principio de la excursión podremos ver una antigua acequia documentada desde la época del Imperio Romano. Esta acequia ha servido para canalizar agua desde las montañas de Ternelles hasta la antigua ciudad romana de Pollentia, en Alcudia. 

  2. Un poco más adelante podremos ver un antiguo molino de harina. Este utilizaba la fuerza del agua de una cascada para mover unas grandes palas de madera con la finalidad de moler el grano.

  3. Siguiendo el camino, podremos ver en una parcela cerrada, una “sinia”. Se conoce así al artefacto movido con fuerza animal para la extracción de agua de pozos poco profundos.

  4. Encontraremos un acceso restringido al paso. Este desvío lleva hacia el Coll dels Coloms, que es una de las áreas donde nidifican los buitres, por lo que es una zona de exclusión por restricción biológica. En este mismo acceso se encuentra una antigua ermita conocida como “La Cel·la”.

  5. A la derecha del camino, dentro del encinar, podremos ver construcciones circulares de piedra conocidas como hornos de cal. Antiguamente, en las montañas de Mallorca, era común ganarse la vida como calcinador. 

    Los calcinadores utilizaban rocas calcáreas (típicas en la composición del suelo mallorquín) para construir hornos circulares, en los cuales las piedras calizas eran calentadas a una temperatura suficiente para generar cal.

  6. Una vez dejados atrás los hornos de cal, se da paso a un pinar.  El ecosistema tipo pinar ha ido ganando terreno al ecosistema tipo encinar con el tiempo, que era el más característico del Mediterráneo. Es por esto que la administración local ha permitido una gestión del terreno que consiste en la retirada de pinar en pro de la recuperación del cultivo de olivos.

  7. Una vez entremos en el Valle de Ternelles, podremos ver el Castell del Rei, situado en un promontorio a 492 m de altitud.  Este castillo es uno de los tres castillos roqueros de Mallorca. 

    En época romana fue usado como fortificación de control y durante época musulmana fue, junto con el castillo de Alaró, el último reducto de resistencia a las tropas de Jaume I. Ya en 1343, los fieles al rey de Mallorca Jaume III, resistieron 3 meses de asedio cuando éste ya había perdido su reino y se lo había anexionado la Corona de Aragón de Pedro el Ceremonioso.

    El acceso al castillo está restringido, ya que es otra zona de nidificación de buitre negro. En la isla de Mallorca hay unas 45 parejas reproductoras, de las cuales aproximadamente la mitad se encuentran en la finca de Ternelles, lo que supone la mayor colonia de buitres negros de la isla.

  8. A nuestra derecha podremos ver las montañas conocidas como Puig de Can Groc y la Serra de Cornavaques; detrás de nosotros veremos un sobresaliente Puig de Tomir, con su colosal vecino Massanella al lado. 

  9. En el mirador de la Cala Castell es muy común ver buitres planeando a gran altura cerca del cabo rocoso. Además del buitre negro (Aegypius monachus) podemos observar otras especies de avifauna de interés como son el halcón peregrino (Falco peregrinus), halcón marino (Falco eleonorae), cernícalo (Falco tinnunculus), águila calzada (Hieraaetus pennatus), águila pescadora (Pandion haliaetus), águila perdicera o de Bonelli (Aquila fasciata) o el alimoche (Neophron percnopterus) entre otros. 

El acceso a la playa está TOTALMENTE PROHIBIDO por restricciones biológicas debidas a la nidificación de aves formando estas medidas parte del Plan de Ordenación de Recursos Naturales (PORN).

Al finalizar la visita los excursionistas podrán adquirir, si así lo desean, algunos artículos de la Fundación Vida Silvestre Mediterránea (camisetas, bolsas, buffs etc.), así como depositar en una hucha un donativo en concepto de ayuda a la Fundación. Todo lo recaudado será destinado a financiar los proyectos y acciones que la fundación lleva a cabo para la conservación de la naturaleza.

Mapa topográfico (Fuente: Instituto Geográfico Nacional)

(1) Gran Enciclopèdia de Mallorca v. 17 Promomallorca: Palma, 1991, p. 157-158

Fundación Vida Silvestre Mediterranea
Finca Son Pons
07310 Campanet. Mallorca. España
Tel.: + 34 971 575 880